25 minutos de juego de campeones | La jornada deportiva (pàg. 12)

Data: 12/03/1923

Font: La jornada deportiva

Autor: Borgia

Text:
25 minutos de juego de Campeones

Por suponer sería este encuentro una fácil victoria para el "Barcelona", no despertó el anuncio de su celebración, sensación alguna. Con aquella seguridad y este ambiente de frialdad, empezó a desarrollarse, pero bien pronto la acometividad de los del "Sans", y la confianza de los campeones, influyeron en una igualdad de fuerzas tan insospechada y emocionante que hizo alcanzase este grandioso interés. En estas condiciones se sostuvo hasta la media parte y un buen rato de la segunda, hasta que un destello inolvidable de Piera al lograr el segundo tanto para su equipo despertó con fuerza las energías dormidas de los del ?Barcelona", decantando con ello la victoria hacia quienes la obtuvieron.
A nadie favoreció la fortuna en este encuentro. En el primer tiempo, en el que el "Sans logró a su favor mayor número de ocasiones para conseguir marcar, numerosas ocasiones existieron en que la desgracia representada incluso una vez por la coincidencia de dar en el poste un balonazo de Oliveras, influyó en que éstos no consiguiesen obtener tanto alguno, a pesar de que se lo merecicron repetidamente. Igual circunstancia medió en el segundo tiempo en contra del ?Barcelona", ya que repetidos ataques de sus delanteros, sostenidos entonces admirablemente por sus medios, se estrellaron ante la imprecisa dirección de sus remates, la inmensa mayoría de las veces que no fué Pedret quien los detuvo. En los primeros minutos de esta segunda parte, en el que el ?Barcelona", a pesar de actuar sin sus tres titulares, Alcántara, Torralba y Planas, jugó en forma inmejorable e incluso podríamos calificarla una segunda parte de grandes "shoots". Sin contar el gran número que con más o menos seguridad detuvieron ambos guardametas, tres fueron los que debido a su fuerza y dirección logrados dos por Piera y una por Martínez dieron la victoria al ?Barcelona", y los tres soberbios de ejecución y resultado; siendo el mejor, por todas las circunstancias que mediaron, el primero de Piera modelo impecable de uno de los tantos más difíciles de conseguir, el cual, por sí solo, demuestra la clase excepcionalísima de jugador, del que lo ejecutó, fué, sin disputa, uno de los mejores "goals" conseguidos en nuestros campos, y seguramente el mejor en lo que va de temporada. Inició, además, por el entusiasmo que al obtenerlo se obtuvo, la decisiva victoria sobre los "sansenses", ya que de no haber mediado este tanto no sólo no hubiese sido tan rotunda, sino que pudo no pasar de un empate... o algo menos.
Los dos tantos antes conseguidos lo fueron también en este tiempo, siendo cl primero, al poco de empezar este también por Martínez, y el del empate por Oliveras pocos momentos luego, aprovechando una salida obligada de Pascual, por un directo fuerte y preciso. Sin duda alguna, fue este jugador el que más destacó entre sus compañeros. Fué Oliveras quien con sus siempre peligrosos avances, centros y "schoots", llevó el persistente ataque con que en la primera mitad desconcertaron los Sansenses a sus contrarios, y quien constantemente demostró su forma actual, superior a la de los demás extremos izquierdas catalanes.
Así con todo, el partido tomó todos los matices y características posibles, desde la frialdad del comienzo hasta el entusiasmo grande de una de las partes al final, pasando por la lucha enconada e indecisa de su primera mitad y principios de la seguida.
El ?Barcelona" empezó desacertadamente en su conjunto, continuando mejorando aunque paulatinamente, hasta llegar a alcanzar poner en práctica el juego de sus grandes días, que demostró desde bien entrada la segunda parte, hasta el final,
Al contrario, el "Sans" empezó enérgico y decidido en su conjunto, y acabando en combinaciones rápidas y precisas como no es corriente apreciar en su acostumbrada labor delantera deshilyanada y sin técnica. Hacemos notar este particular, ya que ello demuestra una superioridad en su consistencia y capacidad colectiva, tan inesperada, como valiosa y efectiva.
Este partido, como el "goal" de Piera, en magnificencia, batió el record de los celebrados durante este campeonato, por lo que respecta a la forma extremadamente incorrecta con que se llevó a cabo, consecuencia de la absoluta falta de cultura y deportividad de varios de los jugadores y de gran parte del público de ambos Clubs; ya que también a éstos alcanza la responsabilidad de tanta insensatez y apasionamiento,
La actuación individual, al igual que la colectiva, fué también desmereciendo a medida que transcurría el partido por parte de los del "Sans", y aumentando en calidad por parte de los del "Barcelona".
Pascual actuó acertadamente, salvo en alguna inseguridad perdonable, como es su costumbre, pero luciéndose, sobre todo en una de las veces, en varias paradas difíciles de el primer tiempo, en las que bloqueó el balón magnificamente a pesar de la dificultad que llevaban aquellas aparejadas.
Surroca en el primer tiempo inseguro; suerte tuvo el "Barcelona" de la valentía y seguridad de Conrado, la cual resaltaba aún más por la deficiente. labor de Samitier y deficientísima de Cella. Ambos al igual que Surroca, se enmendaron en el segundo tiempo y cooperaron eficazmente. Lástima que nuestro medio internacional, y sin que nada lo esplique, pusiese en práctica ciertos procedimientos que además de hacerle desmerecer ante la opinión toda, rio conducen a nada práctico en ningún sentido. Blanco que fué el mejor de la línea media, cumplió en la primera parte, llegando a sobresalir en la segunda, especialmente en su primera mitad. Fué la causa, su mayor decisión y coráge.
De los delanteros Piera de interior, que ayer puso cátedra y Sagibarba, Martínez y Mallorquí (en el extremo), en la segunda.
De los vencidos, Oliveras y Sancho aunque desmereciendo éste al final, fueron los mejores. Del resto, Pedret a pesar de los cuatro tantos casi imparables que no pudo evitar; y los defensas (particularmente Molto) y Barrachina. El resto con intermitencias y terminando desorientados; y lo que es peor, poniéndose en evidencia por su manera incorrecta y brutal demostrada continuamente.
El arbitrage, por el señor Montero, que ya de sí era difícil, lo fué mayormente por la falta de energías, contra su costumbre, de, que dió prueba el mismo, durante el transcurso del encuentro. Si desde un principio hubiese expulsado del terreno de juego a todo el que hubiese reincidido en juego brutal, no hubiésemos presenciado seguramente las numerosas incidencias que acarreó la violencia con que aquel fué llevado siempre. En lo demás acertado.
Y el público apasionado, incorrecto e ignorante, como siempre en el que se ventila algo de la transcendencia de un campeonato.
Fué un aperitivo para el próximo jueves.

BORGIA.

EL PARTIDO

A las tres y media en punto, cuando ya los equipos estaban alineados, salió el señor Montero, al terreno de juego, ordenando su principio.
El "Barcelona" alineó: Pascual, Conrrado, Martínez Surroca; Cella I, Blanco, Samitier, Piera, Martinez, Gracia, Mallorquí y Sagi-Barba.
El "Sans": Pedret, Borrás, Moltó, Badal, Sancho, Barrachina, Martinez, Vidal, Feliu, Franch y Oliveres.
"Sale" el "Barcelona", pero es el "Sans" quien por mediación de Oliveras driblando a Cella y Surroca, provoca el primer momento de emoción, al shootar y dar el balón en el poste; repite el mismo jugador, y remata Vidal, consiguiendo marcar, pero sin efectividad, por anularlo el árbitro por "off-side"
El juego, vivísimo, produce momentos de interés y emoción. Otro tiro de Olivella lo para Pascual con apuros.
Ya desde estos momentos empieza el juego violento, siendo Feliu el primer lesionado, teniendo que retirarse del campo.
Un "corner" contra los azul-grana to remata Sancho de cabeza y lo salva Pascual.
Seguidamente reaparece Feliu.
Otro "corner" contra el "Sans" va a fuera.
Un "freckick", que lanza Conrado, lo remata Gracia de cabeza. Cuando parecía el "goal" inevitable, un cabezazo oportunísimo de Moltó despeja la situación.
El juego es de emoción, pero de mala calidad, debido a los numerosos "foulds" en que continuamente incurren unos y otros.
Un centro de Piera lo remata Mallorquí de cabeza, desviando Moltó a. "corner". "Corner" que no tiene consecuencias.
Cella falla constantemente, lo que aprovecha Oliveras para centrar, aunque sin que sus centros sacan aprovechados por sus compañeros.
Un centro de Martínez lo desvía Pedret, pero Blanco, bien colocado, lanza un balonazo al ángulo, que aquél evita magníficamente, desviando a "corner".
Otra vez escapa Oliveras y centra, pero Pascual, alardeando de facultades, realiza su mejor parada. Avanzan los delanteros del ?Barcelona" y Pedret se luce como antes lo hizo Pascual.
Otro gran centro de Oliveras lo remata Feliu a bocajarro, desviando Surroca y salvando una de las situaciones más apuradas.
En una de las muchas entradas yalientísimas de Courado, resulta lesionado, al parecer de importancia. Se interrumpe el juego, y aunque pronto se repone se retira del juego. Piera pasa a ocupar su lugar y Mallorquí el de Piera. Poco después reaparece. Conrado y termina el primer tiempo.
En el segundo, que sale el "Sans", ataca el "Barcelona", pero nuevamente otra peligrosa arrancada de Oliveras, que emociona por lo peligrosa, la detiene Surroca, lanzándose valientemente a los pies de aquél.
Cella, que aparece en esta parte, con un juego bien distinto que el anterior, y, por lo tanto, muy práctico, hace un pase a Martínez, quien avanza solo, rematando por dos veces a "goal" y consiguiendo en el segundo intento el primero de los conseguidos.
Sale luego el "Sans", avanzando rápido, e incluso obligando a que Surroca lance el balón a "corner", que se tira sin consecuencias, pero bien pronto se reanima el "Barcelona", quien desde este momento se impone a su adversario.
En una de las escapadas de éstos, detiene Pascual con apuros un tiro cruzado de Sancho, que no puede bloquear, y Oliveras, con gran oportunidad aprovecha, lanzando un fuerte tiro, que vale para su equipo el empate.
El momento culminante del encuentro llega, haciendo el ?Barcelona" esfuerzos inauditos para deshacer cl empate existente. Por acuerdo entre éstos, Piera pasa a interior izquierda y Mallorquí de extremo derecha.
Samitier y Badal llegan a las manos. El árbitro intenta expulsar del campo a uno de ellos, pero luego deja sin efecto su primer acuerdo.
Piera avanza solo, pasando por piernas a los defensas y sin dejar (interponiéndose delante de él) que Badal de cruce; llega frente a Pedret y lanza un enorme tiro al ángulo, que vale el segundo tanto, la afirmación rotunda de la victoria y una de las más grandes ovaciones que hemos oído.
Luego de un ligero dominio del "Sans" vuelve a atacar el "Barcelona" y nuevamente el juego sucio aparece.
Un pase magnífico de Mallorquí lo aprovecha Martínez para conseguir de un tiro fortísimo el tercer tanto.
Sale el "Sans", consiguiendo "corner" a su favor, que salva Pascual repetidamente.
Dos "faulds", uno a Martínez y otro a Piera, los lanza éste. Ambos por exceso de precisar, van a "kick".
Y por fin, una combinación a pases cortos entre Piera y Sagi-Barba, la remata el primer con un enorme shoot al ángulo, imparable, que vale para el "Barcelona" el cuarto goal y la definitiva victoria