DIFICIL PERO MERECIDA VICTORIA DE LOS VISITANTES | El mundo deportivo (pàg. 3)

Data: 20/09/1943

Font: El mundo deportivo

Autor: Wenceslao

Text:
EN SAN ANDRES

San Andrés, 1; Sans, 3

DIFICIL PERO MERECIDA VICTORIA DE LOS VISITANTES

Un partido que sobre el papel aparecía ligeramente favorable para los propietarios del terreno, se resolvió por el contrario a favor de los visitantes, tras un encuentro disputado con entusiasmo por ambas parte durante el cual se evidenció la superioridad de los vencedores.
Se ha dicho muchas veces que el secreto del fútbol está en los interiores. Y este partido vino a corroborar el aserto. Fueron los interiores de Sans, Vázquez y Egea. Egea y Vázquez los principales forjadores del triunfo de su equipo. Tras un primer cuarto de hora a través del cual la línea media del San Andrés en la que Navarro y Perellada bregaban con voluntad y acierto, había logrado imponerse a la del Sans, en la que sólo Martín rayaba a buena altura, vino la reacción. Los interiores del Sans empezaron a bajar hacia su puerta en busca de balones que servir a sus compañeros de línea y fueron junto con el medio derecha Martín la ligazón natural entre una defensa enérgica y decidida y una linea de ataque bien compenetrada, que no carece de profundidad y sabe tirar a puerta.
Producto de los quince primeros minutos de dominio andresense fué un tanto logrado a los cuatro minutos de juego obra de Benedico, quien resolvió con oportunidad un barullo originado a consecuencia de un corner. Continuó la presión de los propietarios del terreno, bien apoyados por su línea media, sin que la delantera, pese a la movilidad que a las acciones imprimía Bendico lograse dar una verdadera sensación de peligro. Vino luego la reacción sansense de que hemos hablado consecuencia de la cual fue el empate, conseguido a los 27 minutos de la primera parte. Tras un avance de toda la línea delantera. El extremo derecha Durán lanzó a puerta, un tiro fortísimo, que en portero re chazó con apuros; Garda extremo izquierda del Sans recogió oportunamente el rechazo y lo envió sin ninguna dificultad al fondo de la red. Un minuto más tarde lograban los sansenses su segundo, tanto de pura factura bilbaina. Durante un ataque del San Andrés García recogió un despeje de su defensa en el centro del terreno se internó rapidísimo y casi desde la línea de corner hizo un pase retrasado al delantero centro Roura quien empalmó el tiro a puerta.
Continúa el dominio del Sans con algunas escapadas del equipo de casa, hasta que se pita el final de primer tiempo.
En la segunda parte la delantera del San Andrés modifica su alineación, pasando Benedico a interior derecha y Moreno a delantero centro sin que ello logre aumentar la efectividad del conjunto. El juego que se había endurecido algo a final del primer tiempo, se hace ahora bronco. Los sanstenses se repliegan para defender la ventaja lograda y su línea media se luce en el corte de juego, aunque el centro, Bosch, abusa de la entrada ilegal. Domina el Sant Andres pero a los 30 minutos, Egea escapa con un balón desde la línea misma de su puerta sortea a varios contrarios y pasa por último la pelota a Vázquez, quien colocado, logra el tercer tanto para su equipo.
Encorajinados, los muchachos del San Andrés se lanzan a un ataque brioso aunque algo desordenado y a los 33 minutos consiguen el segundo tanto que fué anulado por el árbitro por estimar la existencia de un fuera de juego muy discutible. La jugada se produjo del siguiénte modo. Perellada lanzó desde lejos un tiro muy fuerte que Petrus detuvo con apuros escapándosele el balón de las manos lo que fué aprovechado por Moreno para introducirlo en la red. Es posible que el autor del tanto estuvise un posición de fuera de juego pero cerca do él, casi formando un grupo se hallaban jugadores de uno y otro bando y nos parece que era muy difícil el poder apreciarlo. Y sin nada más digno de mención termino, el partido con la victoria del Sans por tres a uno.
De los vencedores ya hemos dicho cuanto teníamos que decir. De los vencidos hay que destacar la labor del portero Gómez, que paró mucho y bien, estuvo en todo momento seguro bajo los palos y no puede achacársele la culpa de ninguno de los tres tantos; discreta la defensa, bien la media y sin lograr cuajar juego ia delantera.
El arbitraje de Coll regular, aparte de la anulación del tanto ya comentado dió en algunos momentos muestras de indecisión y nerviosismo.
A sus órdenes, se alinearon los equipos de la siguiente manera:
San Andrés - Gómez; Salvat, Gómez; Perellada, Navarro, Tarragó; García, Moreno, Benedico, Tasies y Torres.
Sans - Petrus; Roca, Cros; Martín, Bosch, Mastret; Durán, Vázquez, Roura, Egea y García

WENCESLAO