Merecido ascenso del Ferrol a Segunda División, tras un encuentro en el que fue superior | El mundo deportivo (pàg. 4)

Data: 13/06/1966

Font: El mundo deportivo

Autor: R. Millan

Text:
En el Estadio del C. de F. Barcelona

U. D. Sans, 0 - Ferrol, 2

Merecido ascenso del Ferrol a Segunda División, tras un encuentro en el que fue superior.

Las condiciones previas parecían ideales, para que el Sans, salvase brillantemente el último obstáculo que le separaba de la Segurnda División. Un solo tanto que remontar, un campo ideal, un público muy numeroso - que se puede estimar en veinte mil personas - dispuesto a animarle desde los graderios, una temperatura ideal. Sólo faltba una ‘cosa que el equipo jugase y marcas eun minimo de tantos. Pero estos pequeños detalles, que por otra parte eran esenciales, no se dieron en este encuentro, por lo menos en lo que al bando barcelones se refiere.

EL SANS, FALTO ORDEN Y DISPARO

Desde el principio, los camponentes del Sans actuaron con mucha tranquilidad. Sus maneras reposadas, nos hicieron pensar que no querian caer en precipitaciones mutiles y pretendian dominar sus nervios, ante la trascendencia del encuentro. Lo malo fue, que esta misma tranquilidad y carencia de garra, se fue alargando, consumiéndose el primer período del encuentro sin que la tónica hubiese variado.
Es cierto, que el dominio territorial les correspondía, pero era una situación falsa, una especie de espejismo, Analizando mas serenamente la situación y desenvolvimiento, de ambos equipos sobre el terreno, se podía apreciar que, pese al repliegue voluntario, el único equipo que marndaba sobre el terreno, era el ferrolés. Sus hombres, efectuaban certera cobertura de su área. Sus medios, o los que en funciones de tales actuaban en la zona central, mandaban con autoridad en ella. Y sus escasos hombres en punta, daban mayor sensación de peligro en sus contraataques que la línea completa barcelonesa.
Todo ello, era una de las consecuencias de la falta de ordenen el equipo catalán, en el que se notaba la ausencia de un hombre que canalizase el juego de ataque,y de la escasa profundidad de su vanguardia, que aún recibiendo pocos y forzados balones, no los jugaba con la precisión y rapidez requeridas.
Pese a todo, se seguía confiando en el Sans. Se esperaba que en el instante siguiente, se desmelenase y se lanzase con resolucion al ataque. Y al iniciarse el segundo tiempo, pareció que esto se producía.

LA JUGADA CRUCIAL

El equipo entonces, se movia con mayor velocidad, estaba acosando a los ferroleses en sus últimos metros y se adivinaba mayor intención en sus intervenciones. Dentro de esta situación, se produjo en el minuto cinco un buen centro de Viñas, desde la izquierda, que cuando iba a ser rematado por Rojas en condiciones óptimas, fue desviado de puño por Vilar I. Fue pena máxima clarísima, que el colegiado amgonés Peiró, no señaló. Seguidamente, ya de forma forzada llegó el remete de Rojas, y el rechace de Vilar II Siguió el balón, rodando por el área departamental y un nuevo centro, éste de López,lo interceptó Carlos con el brazo izquierdo. No fue tan clara su acción, como la había sido segundos antes, la de su compañero, pero asimismo existió una segunda pena máxima, que tambien fue ignorada por el colegiado.
Fue la jugada crucial del encuentro, la que pudo variar su desarrollo y desenlace, de haber sido señalada la pena correspondiente y ésta transformada. Pero al no suceder así, sólo sirvió para quebrar aquel inicio de reacción, a la vez que para sembrase desconcierto en las filas sansenses.
Es cierto que restaban casi cuarenta minutos, pero en ellos y como había sucedido antes, aquella llamita que comenzaba a insinuarse, volvió a vacilar para concluir apagándose ante el empuje final de los departamentales.

ANTICIPACION

Se podría objetar a los coruñeses, que su táctica fue siempre defensiva, al retrasar a Castell, por detrás del central de forma permanente, mientras Chalo y Ledo, que formaban en la zona central, replegaban asimismo sus posiciones, al menor asomo de peligro para la integridad de su marco. Arroyo y Costoya, los exteriores, bascularon entre la línea de medios y el ataque, dejando en éste de forma permanente, únicamente a Sornichero y Goyonechea. Se les podrá acusar asimismo, de aprovechar todas las ocasiones que se les presentaron, para consumir unos segundos, que en ocasiones fueron muchas. Pero por lo contrario, es indudable que sobre el terreno impusieron con acierto, el sistema que les convenia. Que sus contraataques fueron más peligrosos que los ataques locales. Que su disparo a puerta, fue superior en numero y efectividad a los del Sans Y que en todas y cada una de sus intervenciones, demostraron mayor anticipación, una punta de velocidad de la que carecieron sus adversarios y un mayor afan de lucha. Sus deplazamientos de balón, fueron más largos, más precisos y con mayor intención. Por lo que en resumen, sin considerar del todo justa su victoria, pues en un buen porcentaje, se debió a los errores locales, cabe considerar como merecido su ascenso, a través de una actuación global superior en aciertos.

EL DESENLACE

Se había entrado en el cuarto de hora final y se mantenía la misma decoración sobre el terreno, que hacía presumir igualada sin goles, cuando en el minuto 31, Sornichero se internó por la izquierda, aprovechó una vacilación de Manolete para sortearle y entrando en el área, se anticipó a la acción de Doménech, para tirar cruzado por bajo; el balón dio en la cepa del poste del lado opuesto y entró mansamente en la puerta de Creixeil.
Cinco minutos después, un centro de Gostoya, fue rematado de espaldas a puerta, de cabeza por Goyonechea, que anticipándose a la salida de Creixeil, marcó el segundo y definitivo tanto.
Hasta el fina1 se impuso el Racing ferrolés. Se les anuló un nuevo tanto de Goyonechea, por fuera de juego. Sornichero lanzó un gran disparo que detuvo Creíxell, con dificultades; y ya no hubo nada más destacable, si no la decepción de muchos espectadores, que desfilaron antes del pitido final.

ARBITRO Y EQUIPOS

Dirigió el encuentro con acierto, salvo en las ocasiones decisivas de las manos gallegas, el colegiado aragonés Peiró.
Los equipos presentarón las siguientes alineaciones:
U. D. SANS: Creixells; Cruz, Doménech, Moya; Manolete, Giménez; López, Viñas, Rojas, Aguilar y Bordons.
C. FERROL: Villar II; Pepiño, Vilar I, Carlos; Chalo, Castell; Arroyo, Sornichero, Goyonechea, Ledo y Costoya.

R. MIlLAN

Opiniones después del partido

En la caseta de los galegos la animación era extraordinaria, abrezos y felicitaciones por doquier. Nos costó unos minutos conseguir que Satur Grech, su entrenador, nos atendiera. Resumió el encuentro con estas palabras:
-Ha sido un encuentro entre dos equipos de Tercera División, en el que el Ferrol ha demostrado que en esta categoría también se puede hacer fútbol de calidad, montando el encuentro que le interesaba, sin florituras ni lucimientos. Hemos llegado a la segunda parte más enteros al saber dosificar meejor nuestro esfuerzo en un terréno como éste. Al Sans lo he visto hoy más nervioso que en el antetior encuentto y a su vanguardia con escaso mordiente. Estoy más que satisfecho de la actuación global de mis jugadores.

*********

El vestuario del Sens era el reverso de la medalla. Caras largas, conversaciones en voz baja y clima poco propicio. Pese a todo, don Juan Estada, su presidente, nos atendió con amabilidad:
—No estoy decepcionado, aunque la verdad es que esperaba resolver el encuentro y remontar la eliminatoria. Pero el deporte es asi y hay que aceptar las cosas como se presentan. En cuanto al penalty que no se nos han concedido he de creer que el colegiado no lo ha apreciado pese a su claridad, de haber sido concedido pudo haber cambiado el resultado Pero en en no queda otra solución que felicitar a nuestros contrarios por su triunfo.