La imprecisión rema adora catalana causa del resultado desfavorable | El mundo deportivo (pàg. 5)

Data: 17/05/1965

Font: El mundo deportivo

Autor: J. M. H.

Text:
En el estadio municipal

Almería, 2-Sans,0

La imprecisión rema adora catalana causa del resultado desfavorable

Alemería—(Servicio especial para «EL MUNDO DEPORTIVO», por J. M. H.)
Un partido donde los nervios han jugado un gran papel el Almería ha batido a la U.D. Sans por 2—0. Encuentro disputado bajo un sol asfixiante y a un tren endiablado. Lleno absoluto en los graderíos del Estadio Municipal, con arbitraje perfecto a cargo del colegiado del Centro, Rodriguez Barroso.
Equipos :
ALMERIA.- Arias; Moro, Aparicio, Ruiz; Elio, Esparza; Nani, Gargallo, Arranz, Juan Jimenez y Molina.
SANS.- Rabassa; Cruz, Domenech, Moya; Alberto, Manolete; Ruiz, Torrens, Navarro, Campos y Elizondo.
De salida, lanza el Sans a sus hombres al ataque, presionando sobre el meta almeriense, lo que hace incurrir en continuos saques de esquina a la defensa andaluza. El Almería, con mucho nervio, consigue ir serenándose. Sus hombres avanzan sobre el campo contrario, mientras que los catalanes, can Navarro y Elizondo, arriba, arropan a sus defensas. Se continúan sacando corners contra la meta de Rabassa sin consecuencias. A los diecinueve minutos, el Almería esta a punto de marcar. Gargallo, en magnifica posición, lanza un disparo muy fuerte que es desviado a corner en última instancia, por el lateral Moya.
En la continuación, las cesas varían. El Almería imprime mayor ritmo al juego, buscando la boca del gol. A los siete minutos de esta parte, un centro de Molina es rematado magníficamente por Gargallo que, por fin, consigue inaugurar el marcador para los andaluces.
A los veintiún minutos se produce un saque de esquina sobre la meta del Almería. Cuando Arias intenta sujetar la pelota, es empujado por el delantero centro catalán, Navarro, que hace que el meta introduzca el balón en su propio portal. El árbitro anula el gol, por cuya decisión protestan los visitantes. A los veintinueve minutos,el extremo izquierda almeriense se lanza hacía el area catalana. Cuando parecía que iba a disparar cede a Gargallo, quien a su vez lo hace sobre Arranz, para que el delantero centro, de forma imparable, bata a bocajarro a Rabassa, poniendo el marcador en un 2-0, resultado con el que termina el encuentro.
Ha gustado el Sanz. Su mejor hombre ha sido Campos, que se ha llevado de calle al defensa Moros, dedicado a su marcaje.
En las filas locales todos han puesto gran voluntad,unos con más suerte que otros pero, en definitiva, han derrochado coraje en le lucha y han conseguido un resultado que puede ser suficiente para salir airosos de Sarriá. No obstante, cabe destacar individualmente a Gargallo, Ruiz y Arranz.