Sants 3 La Cava 3 | El mundo deportivo (pàg. 5)

Data: 26/04/1956

Font: El mundo deportivo

Autor: T. Onomi

Text:
Sants 3 La Cava 3

Pueden darse los sansenses por satisfechos ante el resultado final de este encuentro, pues a pesar de que el mismo signifique un punto positivo a restar de su haber, ni los más optimistas de sus seguidores se hubieran atrevido a esperar un empate cuando el marcador señalaba un claro tres a cero a favor de La Cava, mediada la segunda mitad y además, conseguido los tres tantos visitantes en buena lid, ya que en honor a la verdad hemos de decir que al Sans se mostró nulo o casi nulo en toda la primera parte y en algo de la segunda. No es que sus jugadores no lograran combinar buenas jugadas; lo lograban, pero les faltaba ese ardor, ese afán de ir a por todas, como si fuesen un equipo de aficionados, que los visitantes derrocharon en todo momento haciéndose con ello acreedores, ya no al empate si no a la victoria final.
Pero cambiaron las tornas en el segundo tiempo, como ya hemos dicho, y entonces los blanquiverdes pasaron a dominadores el desagradable puesto de dominados que ocupaban.Se lanzaron sus hombres, muy bien empujados por la media que fue lo que más destacó en el lapso que el Sans jugó como debía una y otra vez sobre la puerta defendida por Rius, pero también una vez tras otra fallaron el disparo a gol. Unas veces por la premura y la falta de puntería que al ejecutarlo denotaron y otras, la mayoría, por no saber conjuntarse su delantera como debía. Todos sus hombres se lanzaban en busca del tanto sobre la puerta apelotonados, sin el orden que otras veces han hecho gala, estorbándose unos a otros en el momento convertir la jugada en gol, perdiendo así varias ocasiones por no saber desmarcarse, no ya de los defensas adversarios, sino de ellos mismos, de sus compañeros. Logro Tomás al fin un gol y la cosa se puso al rojo vivo, pues los locales no cejaban en su empeño de forzar la meta adversaria y aunque mal, denominaban constantemente con una presión absoluta, animados por los gritos unánimes de sus seguidores y como era de esperar, lograron el fruto deseado -no del todo merecido- al conseguir dos nuevos tantos, y permítasenos aclarar aquí que en la consecución de los mismos contó como factor decisivo la desafortunada actuación del meta visitante, qué nervioso ante la avalancha de balones que veía cernirse sobre su puerta, no supo atajar limpiamente los que le valieron los dos últimos goles.
No nos gustó el Sans en este encuentro y lo único que se puede salvar en él fue la media en la segunda mitad y el batallador, Tomás, también en este tiempo. La defensa algo deficiente colándose por el lado de Añor algunas jugadas peligrosísimas que no te vieron pasar. Y la delantera adoleció del defecto que arriba hemos mencionado.
El La Cava, por el contrario, causó en nosotros una impresión del todo favorable. No vimos en el equipo más qué es una individualidad, Pujol, qué fue verdadero cerebro de la delantera, repartiendo juego entre sus compañeros de línea mejor situados a la vez qué endemoniadamente peligroso cuando se dirigía hacia la puerta sansense con el balón en los pies. Los demás, magníficos como conjunto, entendiéndose bien en el ataque y en defensa, hasta que mediada la segunda mitad se desmoralizaron ante el arrollador ataque local. Su portero tuvo una actuación deficiente, sobre todo los tres goles que le marcaron que podían haber sido parados con un poco más decisión por su parte.
La actuación del colegiado Bea, fué discreta, y a sus órdenes los equipos alinearon cómo sigue:
La Cava - Rius; Llaveria, Cid, Vallés; Fontanet, Gil; Miralles, Alonso, Lasala, Pujol y Pedro.
Sans - García; Añor, Serras, Blanch; Blas, Sopena; Tomás, Pujol, Campos,Juvell y Bosch.
A los 23 minutos de la primera mitad, Alonso rematando de cabeza, muy angulado un buen centro consiguió inaugurar el marcador. Siguió el juego con dominio reposado de los forasteros y algunas jugadas de la delantera sansense que no lograron fructificar y a los 34 minutos, Pujol desde el ángulo derecho empalmó una pelota rasa que dando en el poste izquierdo se coló en la red y con el resultado de 0-2, finalizó el primer tiempo.
En el segundo siguió la misma tónica de antes y minuto 15, Lasala consiguió un nuevo gol para su equipo también en una pelota rasa muy cruzada que disparo desde lejos. Se animó el Sans a pesar del tanteo adverso, y a los 22 minutos, Tomás, que seguía de cerca una jugada en la que el portero ya se había hecho con el balón logró arrebatarle el mismo de las manos con la cabeza y marcar el primer para su equipo. Siete minutos después Juvell en un barullo cerca de puerta levanto el cuero y lo pasó por encima de todos los jugadores incluso del portero sin que esté hiciera nada por evitar el tanto. Con emoción indescriptible en los graderíos y en el campo, continúo el juego, forzando los locales la marcha del mismo en tanto adversarios no hacían otra cosa qué perder tiempo y, faltando 5 minutos solo para el final, Pujol, delante mismo del meta, en otro barullo logró el gol del empate sin que consiguiera hasta el final ningún otro tanto a pesar de que ambos equipos buscaron afanosamente.
T.ONOMI.