EL EUROPA BATE AL U. S. SANS POR 3 A 1,COLOCANDOSE A LA CABEZA DE LA CLASIFICACION | el mundo deportivo (pàg. 4)

Data: 23/10/1923

Font: El mundo deportivo

Autor: Honey

Text:
EL EUROPA BATE AL U. S. SANS POR 3 A 1,COLOCANDOSE A LA CABEZA DE LA CLASIFICACION

Un gran gentío llenó el campo del «Sans», donde se celebró este encuentro que por su importancia intrínseca, en cuanta al Campéonato se refiere, así como por los precedentes de los últimos partidos amistosos (?)celebrados entre ambos equipos, había despertado un gran interés.
Antes de empezar el encuentro se oyeron clase de comentarios girando la mayoría alrededor del famoso partido de la «Copa Batllori».
El señor Lemmel es el encargado del silbato y puntual ordena formar los equipos, que lo hacen en la forma siguiente:
«U. S. Sans»: Pedret - Solá, Moltó - Helbig, Sancho, Barrachina - Rini, Costa, Feliu, Vidal y Oliveras.
«C. D. Europa» : Bordoy - Serra, Vidal - Javier, Pelaó, Artisus, Pellicer - Juliá, Cros, Olivella y Alcázar.
Corresponde la salida al «Europa» y sus delanteros pronto inquietan a Pedret El juego es muy movido y llevado a gran tren,debiendo pronto entrar Bordoy en funciones al verse obligado a detener un balonazo de Vidal de aviesa intención.
Notamos un enorme entusiasmo en todos los equipiers y ello nos hace prever un gran partido.
La primera gran ovación de la tarde espera Solá, que despeja muy seguro el dominio que ahora ejerce el Europa», cuya línea de ataque se entiende a la perfección. Anotamos un buen «shoot» de Olivella que Pedret salva.
«Corner» contra el «Sans» que Helbig se encarga de despejar, después de un momento verdaderamente peligroso. Sancho acude a la defensa en vista del dominio que ejerce el «team» adversario y su cabeza es verdaderamente providencial en una ocasión.
Llevamos cinco minutos de lucha, cuando Juliá páso matemáticamente el balón a Pelaó, quien a media vuelta, y de bolea, lo manda a las cuerdas, al ángulo superior. El «goal» de Pelaó es de los de gran marca; los aplausos que escucha son muy merecidos,tanto para él como para Juliá, que inició la gran jugada.
Vuelve a la carga el Europa» y los balonazos de sus adelantes llueven numerosos lo que hace que Pedret se emplee a todo fondo, rechazando una bala de Juliá y desvía a «corner» otra de Olivella.
Sancho, como de costumbre, derrochando voluntad y ciencia, sirve frecuentes y buenos balones a su vanguardia, la que no llega a inquietar a Bordoy por la eficaz intervención de Serra y Vidal, que actúan con acierto, en particular el primero.
Sigue el dominio a favor del «Europa», con escasas escapadas de su contrincante, que en una de ellas hace incurrir en «corner» a Bordoy, encargándose él mismo de repelerlo.
Un buen centro de Pellicer es fallado por Cros. Juliá, con gran oportunidad, aprovecha, sin embargo, la pelota para «shootar», muy colocado, anotándose el «Europa» el segundo tanto que fué recibido también con grandes y merecidos aplausos.
El juego se endurece, por lo que sobrevierien varias interrupciones por encontronazos que sufren los «europeos». Gracias a la pronta asistencia de su entrenador no tardan,sin embargo, en reanimarse debido a la «esponja mágica» de Mr. Kirby.
Sancho no decae; es el único de su equipo que aguanta con gran firmeza. El «Europa» domina netamente. Hay unas manos de Molió, dentro del área fatídica, que son vistas por Lemmel. Los jugadores del «Europa» protestan, consulta el árbitro con el juez de «goal», cuya decisión es la de tiran un «penalty», que es muy bien colocado por Pelaó, siendo el tercer «goal» y último de los vencedores.
Ante tal resultado el equipo sansense decae grandemente y con un embotellamiento de su mata fina la primera parte del «match».
Tal como transcurrió el anterior juego preveíamos una gran derrota para los de «Sans» los que han estado en todos momentos desconcertados por la gran labor del «Europa»,que ha actuado durante todos los 45 minutos en forma admirable. Los medios han realizado una gran labor que ha sido debidamente secundada por los adelantes.
Decimos anteriormente que se esperaba aumentase más el «score» para los blancos,pero fué todo lo contrario. El descanso fué lo suficiente para que el «team» de la «U. S. Sans» reaccionara de manera notable y pusiesen en jaque y con insistencia, en múltiples momentos, el mareo del «Europa».
En un barullo peligroso ante Bordoy, con indecisión del ataque «unionista», termina Rini por echar el balón fuera.
El juego es nivelado durante un rato, pero poco a poco el «Sans» va cobrando ánimos y ataca con firmeza, dando lugar a que Bordoy, con seguridad, rechace dos intentos de «perforación» del ataque unionista.
Se juega más en el campo del «Europa»,dando lugar a que actúen sus backs, en donde vemos a Vidal pifiando repetidas veces.Salva las situaciones su compañero Serra,que está trabajador en extremo y con mucha seguridad.
En la línea media sansense vemos a Barrachina lucirse con jugadas de gran eficacia. Helbig, en el otro lado, no demuestra el mismo entusiasmo ni el mismo acierto. En cambio, Sancho está inconmensurable siendo de admirar sus excelentes y colocados pases «de su marca» en particular a los extremos.
Uno de estos pases es aprovechado por Oliveras que corre el balón con gran maestría. Javier le sale al encuentro pero no puede evitar que el extremo «unionista» lance un buen centro que es muy aprovechado por Costa, quien de un «shoot» cruzado, logra magníficamente un «goal» para el «Sans»,que es muy ovacionado.
Este tanto anima más aún al «Sans» que ataca cada vez con mayor ímpetu. En una ocasión que Bordoy está fuera del marco la Providencia vela por el «Europa» y la cosa no pasa del susto.
En una escapada del «Europa se adelanta solo hacia el «goal» de Pedret y al encontrarse frente a éste le remite un fuerte «shoot» que por exceso de codicia sale raso rozando por fuera el poste.
Luego vuelve al ataque el «Sans» viéndonos precisados a anotar nuevas deficiencias de Vidal que Serra tiene que corregir.
Y tirándose un «free-kik» centre Bordoy que sale fuera da fin al partido con la victoria para el «Europa» de 3 a 1.
El partido puede calificarse de bueno y en algunos momentos, de superior.
Si el «Sans» no se hubiese desmoralizado en la primera parte hubiésemos sido testigos de una lucha emocionantísima.
El equipo vencedor dió un excelente rendimiento en la primera fase en la que fue el dueño y señor de la situación. En el ataque brillaron Pellicer, Juliá y Cros, los que jugaron con gran codicia.
El último confirmó sus aptitudes como excelentro centro ante un medio adversario dela categoría de Sancho.
De los medios, Pelaó, fué el mejor. Su excelente forma actual le permite sobradamente aguantar la hora y media de juego sin el menor agotamiento. Artisos, como siempre,desempeñó buen papel. Javier apático en la segunda parte. La defensa fué acaso ayer la línea flaca del equipo. Vidal completamente descónocido, pifió con frecuencia. Serra supo suplir la deficiencia de su vecino mereciéndose elogios su situación. Bordoy en lo que intervino cumplió, aunque momentos tuvo de azoramiento.
Del equipo del «U. S. de Sans» es completamente imprescindible el citar en primerísimo lugar a Sancho, eje y alma de su equipo. Es verdaderamente sensible que sus grandes esfuerzos se vean defraudados por la escasa valía de algunos componentes de la línea de ataque de su equipo que flojeó extraordinariamente a excepción de los exteriores y Costa en alguna ocasión.
Vidal y Feliu desbarataron con numerosas jugadas y sus pases faltos de picardia y de colocación fueron fácilmente cortados por el adversario.
Solá, juntamente con Sancho, son dignos de mencionar. Solá por su coraje y muy seguro, al igual que moltó. Barrachina tuvo feliz segunda parte. Pedret paró con vista cuando pudo.
A nuestro entender no pudo en nada ami-florar la derrote.
A Lemmel, «amo» del silbato, se le escapó alguna que otra falta, pero en general su actuación fué acertada e imparcial.
El público. muy chillón durante la segunda parte pidiendo «penaltys» ilusorios.
En resumen, un partido con dos fases distintas.
En la primera, el «Europa» fué el único equipo sobre el campo y supo aprovecharse marcando tres «goals». En la segunda, el «Sans» recobró bríos y fué a su vez domina-dor, pero la falta de delanteros eficaces le privó de anular el «handicap» que ya pesaba sobre él. HONEY