El homenaje a Badal | El mundo deportivo (pàg. 4)

Data: 26/07/1926

Font: El mundo deportivo

Autor: Teddy

Text:
El homenaje a Badal

SELECCION 3-U. S. SANS 0

Una excelente exhibición del once seleccionado y quince minutos de soberbio juego.

Ayer en el terreno de la calle de Galileo tuvo lugar, como anunciado estaba, el encuentro homenaje con que la junta directiva de la Unión Sportiva de Sans ha querido testimoniar a su veterano jugador Badal todo el agradecimiento que le es deudora, por la voluntad sin desmayos que sempre demostró y por el amor nunca desmentido hacia su club.
Actos como el de ayer, merecen todas nuestras simpatías y a él nos adherimos sinceramente.
El terreno de la Unión presentaba a la hora de empezar encuentro un bonito aspecto, aunque, por celebrarse quizás otros partidos que revestían un mayor interés, no estaba lleno, como cabía suponer dada la índole del partido y la valía de los jugadores que integraban la selección; digamos también que la tarde completa dente canicular se presentaba bien poco al futbol.
El partido sólo tuvo interesante y en el aspecto técnico excelente, su primer cuarto de hora, en este lapso de tiempo, fuimos gratamente sorprendidos, pues contrario a lo que suele siempre suceder, el equipo seleccionado jugó con un cohesión que hizo de él un temibilísimo once, y bien podemos asegurar sin temor a pecar de exagerados que en este primer cuarto de hora el once sansense casi no existió, más tarde el calor hizo su efecto y la desgana se adueño de algunas de los jugadores seleccionados, nivelándose entonces el juego, llegando la linea atacante blasquiverde a inquietar seriamente a las lineas defensivas de la selección, tirándose algunos "corners" ante su meta, sin resultado positivo para los sansenses, gracias al acierto del guardameta Palau que ayer defendía el marco de la selección.
En el examen global del partido anotamos un mejor juego del equipo seleccionado, y los tres goals
logrados reflejan fielmente la superioridad técnica que demostraron sobre sus contrincantes.
No quiere ello decir que la Unión hiciera un mal partido, nada más lejos de ello. En la segunda parte, sobre todo cuando el equipo seleccionado decayó, hizo sentir su presión y no marcó por el desacierto de su linea de ataque, no obstante, hubo un momento, en que un shoot de Martínez rebotó en la parte inferior del travesaño saliendo fuera, cuando el guardameta Palau había hecho una falsa salida, esta jugada era un goal sin duda alguna, y que la desgracia impidió que se lograra, antes también Gularons había desperdiciado una magnífica ocasión al echar fuera un "penalty" con que fueran castigadas unas manos de Serra. De todo lo antedicho se desprende que la Unión Sportiva bien se mereció cuando menos el goal honorifico.
Ya que a grandes rasgos hemos reseñado la marcha del encuentro, digamos como jugaron los equipos.
Ya hemos antes hecho notar la excelente impresión que nos causó en un principio el equipo seleccionado, pues ya de siempre sabemos que once jugadores acoplados de momento al azar nunca pueden dar, como es natural, la sensación de coordinación entre sí, pero pocas veces, como la de ayer, se habrá dado la coincidencia de formar un equipo con jugadores de tan distintos equipos y que rara vez deben haber actuado juntos, y de ahí, de lo paradójico; ayer este once compuesto de jugadores tan distantes unos de otros, nos dió la sensación en algunos momentos de un equipo completísimo tanto en juego colectivo como en el orden individual.
En primer lugar ne la linea de zagueros, a lo antedicho hay que unir la agravante de que actuó Montesinos que como ya es sabido está actualmente algo alejado de las lides futbolísticas, pues bien, este jugador formó con Cabedo, del C. S. de Sabadell, una completísima defensa, entendiéndose la perfección, como si de tiempo hubieran actuado juntos en cuanto a su labor individual nos demostró plenamente que aun es "gente" y que puede, codearse con nuestros mejores zagueros.
En la linea media actuaron: Martí en la derecha Sancho en el eje y Carlos Serra en la izquierda, mientras el cansancio no hizo su aparición fué una linea sólida, y durante las primeras fases del encuentro la mejor linea de ambos equipos, pero el agotamiento se hizo sentir bien pronto, fallando Sancho y desmoronándose la eficacia de la línea por más que Serra y Martí, pusiesen a contribución toda su voluntad y entusiasmo en cubrir la linea.
La linea de ataque constituyó un peligro constante para el marco contrario, y aunque en ella no brilló individualidad alguna, su juego de conjunto fué vistoso y eficaz, llegando a obligar a los zagueros sansenses a emplearse a fondo; de los cinco atacantes, Piera fué el que más prodigó el tiro a goal aunque la fortuna no le acompañó, Sastre fué un buen conductor de linea y Alcántara fué el jugador sobrio y de grandes jugadas que todos conocemos, estos tres jugadores junto con los exteriores Campins y Sans, veloces y de centros peligrosos, hizo, de esta linea, improvisada, una linea de positivo valor.
Si algún pero hemos de poner a la labor del quinteto atacante seleccionado, es la desgana con que actuaron algunos de sus elementos, en el segundo tiempo, cuando y la victoria parecía segura para ellos.
El guardameta Palau, al mantener su puerta incólume ante el ataque sansense, queda hecho su mejor elogio.
Del equipo blanquiverde cabe señalar en primer lugar a Pedret, que aun a pesar de los tres goals que le marcaron fué el gran meta de siempre.
Los zagueros y medios, demostraron un gran temple al resistir el rudo ataque de los seleccionados al principio del encuentro, para después paulatinamente irse imponiendo, hasta llegar a nivelar el juego, cabe señalar la enorme labor de los medios alas Soligó y Calvet, que sin duda fueron los mejores del equipo.
En la línea de ataque la actuación de Feliu no fué feliz, resintiéndose aun de la lesión que tanto tiempo le ha mantenido alejado de los terrenos, no fué aquel impetuoso jugador de antes y su potente y certero "shoot" tampoco le vimos en momento alguno. Tonijoan y Oliveras fueron los mejores de la linea aunque sin llegar ninguno de ellos a igualar sus buenas actuaciones
Arbitró el encuentro el colegiado señor Vilalta, antiguo compañero de equipo de homenajeado Badal. Fué el suyo un buen arbitraje, aunque en el segundo tiempo fué demasiado condescendiente, al no castigar el juego un tanto violento, al que iba derivándose.
Los equipos se presentaron por el siguiente orden:
"U. S. de Sans": Pedret - Perelló, Balasch - Soligó, Gularons, Calvet - Rini, Tonijoan, Feliu, Monleon, en el segundo tiempo Martinez, Oliveras.
"Selección": Palau - Cabedo, Montesinos - Marti, Sancho, C. Serra - Campins, Piera, Sastre, Alcántara, Sans.
Lanzó el "kick-off" el homenajeado en medio de una salva de aplausos.
El primer tiempo terminó con un goal a cero fa.vorable a la Selección, el goal fué a consecuencia de un fuerte ataque de los seleccionados que originó un lío ante el marco de Pedret, hasta que Piera desde lejos manda un cañonazo que escapa de las manos de Pedret.
Hacia el final del primer tiempo reacciona el Sans y logra algunos "corners" que no alteran el resultado.
Tras el descanso y a poco de empezar, la selección logra un "corner". Piera pasa de cabeza y Sastre, flojo, remata marcando el segundo goal.
A partir de aquí el juego de la Selección decae, más tarde lesionado Sancho pasa a exterior derecha, Campins a interior y Piera a medio centro.
Un pase avanzado de Martinez lo remata alto Tonijoan, cuando parecía el goal inminente.
Sastre en jugada individual logra burlar a dos jugadores del Sans y lanza de lejos un fuerte tiro que coge desprevenido a Pedret logrando así la Selección su tercer y último goal.
Y no tarda el árbitro en señalarnos el fin.
Se distinguieron por el Sans: Pedret, Soligó, Calvet y Oliveras.
Pór la selección: Montesinos, Palau, Marti, Al cántara, Piera. - Teddy.