U. E. SANS 3 U.E. SANT ANDREU 1 | El mundo deportivo (pàg. 4)

Data: 27/09/1926

Font: El mundo deportivo

Autor: M. Z.

Text:
En Sans

U. E. SANS 3 U.E. SANT ANDREU 1

Un gran partido del Sant Andreu que supo mogtrarse digida rival de los blanquiverdes

Presentóse ayer el Sans, ante el completísimo once de San Andrés, faltado de elementos tan valiosos como Pedret, Perelló y Oliveras, y el triunfo que alcanzó - muy merecido, por cierto estuvo en peligro en diversas ocasiones.
Los animosos muchachos del jersey rojo y amarillo, a quienes recientes y notables triunfos han proporcionado una moral inmejorable, mostráronse todo momento temibles ante adversarios de superior categoría y, aprovechando la escasa consistencia de la zaga sansense, llegaron en muchas ocasiones a mostrarse amenazadores. Pero faltaron en su línea de ataque rematadores y como al propio tiempo Asensi actuó con singular acierto y la linea media blanquiverde se replegó oportunamente para coadyuvar en la defensa de su marco, los esfuerzos de los andresenses, solo en una ocasión viéronse recompensa dos con el fin perseguido.
En el Sans, en cambio, aparte la actuación de alguno de los delanteros, apática en coasiones, desacertada en otras, hallaríamos los motivos para que su superioridad indiscutible no se tradujera en una respetable ventaja en el tanteo, en el admirable labor del meta y los dos zagueros del Sant Andreu, cuantos elogios al terceto defensivo de los vencidos dediquemos, no llegarán a reflejar la "faena" realizada por esos muchachos. En especial, en la segunda mitad de la segunda parte; cuando más codicioso Feliu, adquirió el quinteto atacante sansense, la cohesión que hasta entonces no había acusado, el trabajo de la pareja López-Crusellas, y de Naspleda en la meta, fué una serie interminable de aciertos.
Escapábase Rini, y sorteando al medio encargado de su marcaje, se internaba hacia el marco enemigo, llevando allí el peligro inminente. Pero surgía entonces uno de los defensas, cuando no los dos, y si no conseguían siempre despejar la situación, lograban, por lo menos, estorbar la jugada, con una codicia envidiable.
Bien es verdad que actuaban animados por su entusiasmo y por las felices intervenciones de Naspleda y por la eficaz ayuda del terceto intermedio.
Bien es verdad que en algunas ocasiones vieron su tarea facilitada por sus miajitas de suerte - tal en los últimos momentos del match, cuando tras dos o tres chuts formidables habían sido devueltos por el meta y el remate inevitable, de Martínez fué a dar en el poste pero ello no resta mérito al conjunto de su labor que fué, con la de la linea media del Sans, lo mejor del encuentro.
En su línea de ataque, en la que figuran dos excelentes exteriores, no fué, en cambio tan digna de elogio la labor del trío interior el cual, como hemos indicado anteriormente, se embarullo en más de una ocasión clara, y acusó falta de decisión y oportunidad en los remates.
La linea intermedia roji-gualda, fué la más irregular del equipo. Tras un primer tiempo excelente en el que, gracias a su labor, consiguieron igualar el juego y que ese equilibrio se reflejara en el empate con que se llegó al descanso, decayó notablemente en la segunda mitad del encuentro, siendo entonces Pascual el mejor del trío, así como antes había sido Bau y el centro los mejores.
Insistamos ahora sobre la labor de conjunto e individual de los vencedores. Una linea hubo en el once blanquiverde, que tuvo una actuación tan excelente como regular. Y fué ésta, la de medios. Jugaron los medios sansenses un magnífico partido en el que se dibujó con trazos inconfundibles la estupenda actuación de Gularons, el cual, de continuar "su recuperación", va a calzarse por derecho propio, el puesto vacante en el equipo de Cataluña.
Y con todo, lo más revleante de la actuación de la línea de medios del Sans, fué la regularidad, ya que con igual acierto y con idénticos entusiasmos actuaron al principio del match, como en sus postrimerias,
En la delantera, faltando Oliveras un señor extremo - y teniendo Feliu una tarde poco feliz por su apatía - salvo, como ya hemos hecho resaltar, a última hora los esfuerzos de ambas alas, no hallaron en el "centre forward" el imprescindible lazo de unión, y de ahí la inutilidad de sus esfuerzos cuando pudo ser desbordada la zaga andresense.
Rini tuvo momentos brillantísimos y otros no tan dignos de elogio, aun cuando predominando lo bueno. Martinez fué por ello, el mejor del quinteto, autor de uno de los goals y verdadero conductor de la linea; lástima que no empalmara bien aquel remate de última hora!
Bien estuvo a ratos Fandos - que no logró, sin embargo hacernos olvidar a Oliveras - y aceptable también Besoli, aun cuando no en el grado de otras ocasiones,
En la defensa, Moliné actuó con el acierto y el empuje de otras veces; pero su compañero de linea fué fácilmente burlado por los "finos" forwards andresenses y tuvo entonces que acudir es auxilio del compañero y ello a costa de abandonar su puesta exponiéndose a un goal que muchas veces no se marcó, por verdadero milagro.
Bien Asensi, en cuanto a colocación y arrojo en las salidas, debe, para llegar a ser un completo guardameta, mejorar su estilo en el blocaje. Cuando lo consigna será un nuevo y excelente portero catalán, la tierra de los guardametas.

Llovera, que arbitró a conciencia, alineó los equipos en esta forma:
U. E. Sant Andreu. - Naspleda, López, Crusellas, Bau, Baragano, Pascual, Pastor, Sala, Lorente, Prat y Santolaria.
U. E. Sans. - Asensi, Cendra, Moliné II, Soligó, Gularons, Calvet, Rini, Besoli, Feliu, Martinez y Faudós.
Los goals se lograron así:
El primero, Feliu, rematando un centro de Fandos. El empate lo logró el Sant Andreu gracias a una magnifica media vuelta de Lorente.
En el segundo tiempo, inició la victoria el Sans al rematar Besoli un persistente ataque al marca andreuense,
Y cercaya del final del encuentro, un estupendo centro semi-raso, de Fandos, fué poortunamente rematado por Martinez.
Y sin nuevas variaciones terminó el encuentro, que fue presenciado por un público muy numeroso.
M. Z