U. S. SANS 3-U. S. SANT ANDREU 2 | El mundo deportivo (pàg. 3)

Data: 12/04/1926

Font: El mundo deportivo

Autor: Bas

Text:
En Sans

U. S. SANS 3-U. S. SANT ANDREU 2

Los equipiers de Sans vencen a los de San Andrés a pesar de alinear sólo cuatro titulares del primer
equipo

En Sans se nos ofrecía un "cartel" de no escaso interés. Los representantes de dos populosas y deportivas barriadas extremas, muy distanciadas en kilometros, iban a ponerse frente a frente, casi podríamos decir por excepción debido a las pocas veces que las han contendido entre sí. Pero quien acudió al campo de la calle de Galileo, sin pertenecer a ninguno de los dos bandos, no pudo salir del mismo enteramente satisfecho.
Dos causas bien distintas una de otra lo privaron. La alineación del equipo sansense fué una de ellas. La lluvia pertinaz que cayó durante buena parte del segundo tiempo fué la otra.
El once del Sans fué el reserva reforzado con o equipiers del equipo titular. Pedret, Soligó, Balasch y Peidró.
Y aun cuando era de suponer que los reservistas hacian lo posible para apuntarse la victoria ante contrincante que podía considerarse entonces superior, a significación del resultado desproveia al match de interés. Es muy distinto a aquilatar un resultado obtenido por primeros equipos que hacerlo cuando del match de ayer se trata.
Podría indicarse que también tiene su significaron que un reserva del grupo A reforzado, venza a un primer equipo del grupo B. De acuerdo; pero no deben sacarse consecuencias demasiado rotundas de ello, respecto al valor de vencedores y vencidos. En el caso presente el rendimiento de éstos creemos hubiera sido muy otro si el once que se les hubiera, enfrontado hubiese sido el conjunto de elementos titulares de la Unió Sportiva de Sans.
No se crea que los de San Andrés demostraron poco interés en llevarse la victoria por la calidad del adversario. Nada más lejos de ello puesto que los los onces buscaron ávidamente las ocasiones para ir uno goals a su respectivo favor.
Pero es que muy a menudo hemos visto que la calidad de un equipo considerado de antemano superior queda en entredicho por una cuestión que podemos considerar de orden perfectamente psicológico, cuando se enfronta con un once de categoría inferior a la suya.
Disquisiciones son éstas que nos han apartado de la estricta información del match, pero lo hemos creído innecesario hacerlas para dar una impresión ligera de las circunstancias que rodearon a un match que se presentaba interesante y que dejó de serlo en el momento de alinearse los respectivos bandos a las órdenes del árbitro señor Sampere.
Y no estará por demás también que recomendemos y en beneficio del espectador que paga su entrada, lo decimos, que previamente se anuncien variaciones de tal importancia como las que sufrió el once que iba a luchar en su propio terreno. Anunciar un primero y presentar un reserva reforzado no es cosa recomendable.

Grandes alicientes no los tuvo el encuentro que tuvimos ocasión de presenciar. Fué un dominio pronunciado de los de San Andrés en la primera parte que viose truncado en la segunda por el mayor empuje et ella demostrado por los de Sans.
Con empate a un goal terminó el primer tiempo, resultado que si no refleja su exacto desarrollo, a la a labor de Pedret puede atribuirse.
Es la segunda parte el resultado ya fué más justo. Las variaciones del tanteador vinieron a indicarnos quien llevó ventaja en ella.
El match fué duramente disputado, pero con escasa técnica. Los de San Andrés fueron los que más, en conjunto, demostraron llevar el juego de acuerdo con su táctica preconcebida. Y creemos que si el Sans no pudo hacerlo igualmente, al escaso rendimiento de su eje puede atribuirse.
El mejor sin disputa de los vencedores fué Pedet, quien hizo jugadas de super-calidad, Soligó le siguió en méritos y después de él debemos citar a Llorca, un aprovechador delantero centro.
De los de San Andrés debemos elogiar principalmente a la pareja de backs, a Solé luego (jugador que en cada partido se alinea en sitio distinto) y a Arenas y Comas finalmente.
A los treinta minutos de juego el Sans inauguró el tanteador por mediación de Llorca, recogiendo un pase adelantado de Bescai.
Diez minutos más tarde logró Arenas el empate rematando una buena combinación
Segunda parte, trece minutos antes de finalizar la misma, Llorca logró para el Sans dos goals en el intervalo de otros tantos minutos, el primero mediante un fallo inexplicable de Naspleda.
Y Arenas, poco después, de un buen cabezazo, logró el segundo y último tanto para los suyos, después de haber dado la pelota en un poste ante la estupefacción de Pedret que pareció ser el primer sorprendido de ello.
La alineación de los onces fué la siguiente:
Sans: Pedret, Soligó, Balasch, Abad, Peidró, Moline II, Puig, Besoli, Llorca, Morrajas y Fandos.
Sant Andreu: Naspleda, Guixé I, Sellarés, Pascual, Solé, Sala, Bau, Guixé II, Gran, Arenas y Comas.
El arbitraje del señor Sanpere pecó de tolerante con el juego duro. - Bas.