El Español, leader único,continúa invencido | El mundo deportivo (pàg. 3)

Data: 08/02/1926

Font: El mundo deportivo

Autor: L. Aymamí Baudina

Text:
En Sarria

El «Español», leader único,continúa invencido

ESPAÑOL 2 - SANS O

A pesar de un mayor dominio sansense, los realistas vencieron justamente por su mayor eficacia. Siempre han resultado los encuentros Español Sans sumamente disputados, más que reñidos, enconados. A este propósito, recordábamos ayer, antes de jugarse el anunciado match, que los tres últimos partidos "oficiales" jugados por dichos onces, esto es, los dos correspondientes al campeonato del pasado año y el perteneciente al torneo "Copa Catalunya", finieron con el mismo resultado: empate a un tanto. ¿Iba a ser, el de ayer, el que rompiera esa cadena de matchs nulos?
He aquí, un pleito particular a ventilar entre blanquiazules y blanquiverdes, en la tarde de ayer, aparte del pleito, de interés general, referente al campeonato actualmente en disputa.
No es de extrañar pues, que esperando presenciar una lucha emotiva, enérgica, dura, acudiera al terreno del Español un público suficiente numeroso, para llenar de modo completo, las "populares", a pesar de que en el campo vecino picaban "gordo"... gracias ¿quién había de decirlo? a que jugaba... ¡el Gracia!
A la hora anunciada, aparecen los onces, el árbitro y sus ayudantes. Hay palmoteo de los entusiastas y dispuestos a comenzar nuestra labor, anotamos los nombres de los que van a ser protagonistas de este.
El Español, observamos, alinea su once modificado. nuevo episodio de nuestro campeonato.
No figuran en el mismo, los habituales componentes del ala derecha de su ataque, Olariaga y Oramas. El puesto del primero, lesionado lo ocupa Mauri y el de interior, Ventolrá, pasando el "reservista" Colls, a desempeñar el puesto de centro delantero. Así que el Español fórmase del siguiente modo: Zamora, Canals, Portas, Trabal, Zabala, Caicedo, Mauri, Ventolra, Colls, Padrón y Yurrita.
El Sans, por milésima vez, se alinea sin Feliu y sin Peydro, esto es, como ha jugado la mayoría de partidos del actual campeonato. Su once es el siguiente: Pedret, Perelló, Balasch, Soligó, Gularons, Calvet, Rini Tonijuan, Monleón, Martinez y Oliveras
El señor del silbato es el colegiado valenciano señor Leonarte. Dada por éste la orden,

COMIENZA EL MATCH...

Y el Sans, con una dosis extraordinaria de energías se lanza decidido al ataque.
Contra viento... (íbamos a decir y marea) los "unionistas", logran instalar el juego en el campo adversario; el que, aparentemente, tira de momento, a defenderse tan sólo de aquella avalancha.
La linea media de Sans, presta al ataque, sirve constantemente el balón a sus delanteros, y éstos, ni cortos ni perezosos, efectuan la serie de avances combinados, excelentemente llevados que dan ocasión a que recordemos, por si lo habíamos olvidado que ahí...

¡ESTA ZAMORA!

El gran guardameta, es el primer jugador que se ve obligado a salvar una situación peligrosa. Monleón, empalma un tiro fuertísimo y colocado, y Zamora oportuno, realiza el blocaje. Al minuto, no nos fijamos de donde partió, va otra vez el balón a la puerta del Real y nuevamente, Zamora, salva el peligro.
El Español cual si esas dos intervenciones de su compañero, obrasen de reactivo, intenta sacudirse aquel dominio y lo logra, trasladando el juego al campo adversario. Y correspondiendo a la proeza de Zamora, su calificado sustituto, muéstrase como tal, rechazando un gran tiro de Colls, y un magnífico remate de Yurrita, incurriendo en corner, sin consecuencias.
Nuevamente el Sans cuyos bríos parecen inagotables persigue burlar a Zamora. Y esta vez, por poco lo logran. Martínez, remata magníficamente y al tiempo que Zamora se lanza a rechazar el balón, éste la en el poste, corriendo Zabala a salvar la situación, si bien incurre en corner que como el anterior, no tiene consecuencias,

EL SANS DOMINA

Pero el dominio resulta infructuoso, gracias a la excelente labor defensiva del adversario, cuyo trío tene una tarde excelente. En uno de los frecuentes ataques a la puerta de Zamora, incurre el Español en falta, muy cerca de área fatal. Sacado el castigo, por dos veces consecutivas se ve obligado a intervenir Ricardo, con éxito. Y cual si los sansenses, no quisieran dejarlo descansar, de nuevo el gran jugador efectúa dos magnificas jugadas, saliendo a repeler con el puño, el esférico, que está asediando su puerta.
El Español, a pesar de verse la mayor parte del tiempo dominado, no se desconcierta, y sus esfuerzos van aunándose a medida que avanza el encuentro. Por el contrario, en el Sans, cual si la "imperforabilidad" de la meta adversaria, les desanimara, van perdiendo precisión en sus jugadas, aunque no entusiasmos ni coraje.
El juego, a los 28 minutos de juego, sigue manteniéndose en terreno blanquiazul...

PERO EL ESPANOL, MARCA EL PRIMER TANTO...

Un tanto, en verdad, magnífico, brillante, limpio. En una de las frecuentes incursiones "españolistas" incurren los de Sans, en falta, no muy lejos de la linea de los sustos. Se lanza el castigo, y se origina ante la puerta de Pedret, una serie de combinaciones impecables entre la delantera blanqui-azul. De pronto, surge en Colls, el rematador oportuno, y Pedret, a pesar de su esfuerzo, no puede evitar la "coladura"
Tras de este tanto, el Español, inicia un nuevo ataque, que Yurrita falla. Reacciona el Sans, y Rini, que continuamente ha llevado el peligro a la puerta de Zamora, avanza velocísimo hacia la puerta del Español. El tanto parece inminente, y Rini, va acercándose, apurando la distancia... pero al lanzar el tiro, sesgado, a boca de jarro, la intervención de Zamora, surge de nuevo, desviando el balón a corner,
Poco después, los mismos protagonistas repiten la jugada, aunque no de la emoción ni calidad de la anterior, y nuevamente, el balón desviado por Zamora, sale por la linea de goal-kick.
Poco a poco, va reanimándose el Español, y los ataques a la puerta de Pedret, se suceden con más frecuencia. Un buen avance de Padrón, pasando éste a Yurrita y centrando el donostiarra,es malogrado por Mauri, que pierde una magnifica ocasión para marcar. Minutos después, en Vantolrá el que lleva el peligro a la puerta de Sans, pero Pedret, en valiente y segura salida, triunfa de su enemigo.
El Sans, cuyo "gas" no ha descendido, ni mucho menos, avanza, por su ala derecha y cerca de la puerta de Zamora, se lesiona Rini, que es retirado del terreno, al tiempo que el árbitro señala el descanso. A propósito de este incidente, parte de público protesta de la actitud del árbitro, al no parar el juego. Una simple ojeada al reglamento, puede explicar a los protestatarios, su error.

EL SEGUNDO TIEMPO

Así como el primero fué altamente interesante, bastante bien jugado, vistoso, y aceptablemente arbitrado, el segundo fué todo lo contrario. Juego de calidad mediocre, especialmente en el Sans, poco vistoso, bastante aburrido... y deficientemente arbitrado.
El juego, en los primeros momentos de esta segunda fase, mantuvose igualado, pasando luego, de nuevo, a dominar el Sans, rechazando acto seguido, Zamora un buen remate de Monleón.

EL SEGUNDO GOAL

Al cuarto de hora, escaso, de juego de esta segunda parte, Trabal, envía un centro bombeado, sobre goal. Y entre Yurrita y Colls, obtiene el Español su segundo tanto y último de la tarde, ante la estupefacción del público y... del trió defensivo sansense que no han estado en esta ocasión, muy felices. La consecución de este tanto, origina alguna protesta, por pretender que existió "offside", siendo nuestro parecer, que no hubo otra cosa que desconcierto en los defensores,
El Sans, furioso, se lanza al ataque, cuando menos, para mejorar el resultado. Anotamos la presencia de Perelló en el ataque, pasando Soligó a la defensa y Tonijuan a los medios. El dominio nuevamente es favorable a los de Sans, que obtienen nuevo corner a su favor.

DE NUEVO ATACA EL SANS

Se lanza el saque de esquina, y Tonijuan, acude presto al remate, lanzando un gran tiro. El balón dá en el larguero, en su parte inferior, y del rebote, contra el suelo, de nuevo, sale al terreno de juego. Se aclara la situación, y se origina un nuevo pequeño incidente, por pretender los unos que el balón ha traspasado la linea del "goal" y los otros que no, cosa difícil de apreciar por el público no situado allí detrás, como nosotros. Por fin, parece que el balón no ha entrado, y no es concedido el tanto.
Pero esto, desconcierta al árbitro, de modo tal, que su labor, que hasta este momento ha sido aceptable, va des mejorando sensiblemente, hasta llegar a un punto culminante, en el penalty con que fué castiga do el Español, a todas luces, injusto.

UN CASTIGO INSOLITO

No puede clasificarse de otra manera, la decisión aludida del señor Leonarte, al señalar "penalty" contra el Español. Repetidamente, hemos dado pruebas de no querer contribuir al desprestigio de los árbitros, pues creemos que nuestra misión es lo contrario, pero en el caso presente, fué de tal calibre el error, que, a fuer de sinceros, no podemos menos que hacerlo constar, haciendo asimismo constar, en favor de la imparcialidad de dicho señor, imparcialidad que no dudamos en proclamar, que ello no es más que una prueba del desconcierto, hasta cierto punto inmotivado, que en aquellos momentos, dominaba al árbitro. Y vayamos a la jugada que motivó el penalty.
El Sans siguiendo su asedio a la puerta de Zamora, obligó a éste a lanzarse presto al rechace del balón, al tiempo que le entraba Rini. Chocaron ambos, y espontáneamente, Rini, haciendo gala de su sinceridad, excusóse ante Ricardo, de su acometida. Este, aceptó sus excusas, y simultáneamente, sonó el silbato del árbitro. El público, no hizo el menor movimiento de expectación, creyendo que había señalado "fould" contra el Sans (fallo que tal vez habría también sido injusto) pero cual no seria la sorpresa general, cuando el señor Leonarte ordenó que fuera castigado el Español, con la pena máxima! Hubo la imprescindible discusión, y al fin, dispusose Gularons a ejecutar el castigo. El balón, dispuesto sin duda a enmendar el error, salió fuera de los dominios de Zamora.
El Sans, siguió dando la nota de toda la tarde, atacando con insistencia.

UN PASE ATRAS DE ZABALA...

Y en uno de esos ataques, Zabala, quiso entregar el balón a Zamora, pero con tan poca precisión que fué a lanzarlo al lado opuesto donde estaba Zamora, y gracias a que salió a la linea de kick, a poca distancia del poste, pues de haber ido directo, el tanto era inevitable. Sacado el corner, no trajo consecuencias,
El último cuarto de hora, fué de juego repartido, obteniendo el Sans, un nuevo corner a su favor, y malogrando Yurrita, un buen avance de Ventolrá.
Y sin ninguna otra jugada especialmente digna de mención, acabó el match.

UNOS COMENTARIOS BREVES .

De lo que antecede se deduce que el dominio correspondió en mayor parte, al Sans, de modo especial en el primer tiempo. El Español, que realizó una magnífica defensa, jugó con menos empuje, pero sus jugadas revelaron una mayor precisión. El Sans, que en múltiples ocasiones ha demostrado poseer una calidad técnica, digna de su gran empuje, no tuvo ayer, una de estas tardes. Su entusiasmo, fué grande, pero su eficacia, nula.
En el capitulo de distinguidos, merecen mencionarse Pedret, Perelló, Gularons, Rini y Monleón, por los vencidos, y Zamora, la defensa, Zabala, y en el ataque, Colls, Ventolrá y Padrón, por los vencedores.
Y pocos comentarios más caven, que no se deduzcan ya de lo que hemos contado. - L. Aymamí Baudina