En su terreno de juego, el Avenç es <casi> invencible | La jornada deportiva (pàg. 13)

Data: 04/12/1922

Font: La jornada deportiva

Autor:

Text:
En su terreno de juego, el Avenç es invencible

La victoria obtenida por el Avenç sobre la U. S. de Sans en éste encuentro celebrado ayer en el campo de los primeros no puede ni debe significar ninguna sorpresa por cuantos neutrales o interesados acudieron a presenciarlo. En el juego del futbol, entran en acción una serie de factores que ellos, en un momento inesperado, cambian todas las fases de un match convirtiéndolo en bueno o malo, según el espíritu de que estén animados los contendientes.
Aseguraríamos que ayer, los incondicionales del equipo sansense, acudieron al campo del Avenç con la esperanza de presenciar una victoria para su equipo, máxime si en el camino recordaron la victoria obtenida en el primer match de Campeonato en que el Avenç sucumbió por cuatro tantos a dos y si así fue, se equivocaron y no ciertamente, porque la Unio no sea equipo capaz de imponer una derrota al Avenç, sino por la sencilla razón de que el juego que desplegaron, distó mucho de parecerse al del primer encuentro.
La Unio Sportiva de Sans, ayer, jugó muy mal, pésimamente y en cambio el Avenç, hizo alarde de un juego más impetuoso, más eficaz y más decisivo.
El resultado de dos a uno, no refleja, sinceramente, la forma en que actuó el equipo vencedor y de ello se desprende que muy bien hubiera podido triunfar por mayor cantidad de tantos. Digamos,para consolidar nuestra afirmación, que la línea de ataque avencista, combiné admirableimente, llevando sus avances con exquisita limpieza, pero en el momento culminante del shoot, no estuvieron lo afortunados que se merecían, pecando unas veces por falta de precisión en los mismos y otras por indecisión, llegando al extremo de atolondrarse ante el mareo enemigo.
El dominio correspondió casi siempre a los vencedores, seo aprovechándose de él en la forma debida por los motivos ya citados.
Del Avenç, Cabrera estuvo sencillamente colosal admirable, llegando a entusiasmar al numeroso público presente en el campo; fué el que más se distinguió de la línea de ataque. En la parte media, Roca sobrepasó, atacando y defendiendo, a sus compañeros de línea, Alcover y Poveda, quienes alardearon, no obstante de gran voluntad.
Ya hemos dicho que el Sans estuvo desacertado en extremo, de ‘ contra-e,otro quizás hubiera sido el resultado del match. La de sus ataques sucumbieron ante el trío defensivo Albar, Pzrreras y Sellarés, que se crecieron extraordinariamente en sus puestos respecrivos.
La ausencia de Rini en la línea delantera del Sans, handicapó -etuiiamceate al equipo ya que Helbig, a pesar de sus esfuerzos, no llegó a cubrir con satisfacción el lugar de aquel, como tampoco el resto delequinoneos ‘iesareoiló,ej iuego que. de ellos esos.- sisemos, mere.ciendo, nQ obstsnteeacisgh.el pequeñOy-rápido Oliveras que coz nl-jsiasmó ‘lelo lindo en algunas oga’las POCO antesde finalizar el rrimer tjem sj.Ungr:ve eveor cometió el Sons alcámbiar de lugares a Ssncho y Helbig,sobre tood el p-imero que pasó a delato.tero centro. Sajicso, constantemente marcado estuvo dificultado de mostrarnos sujuego preciso y arrocador. Badal, en cam—hin, tuvó ocasiones excelentes en lasqsse provó hasta dónde es capaz de gegar con sus avances valientes y decididos.Barraehina, muy deficiente. La defensatuvo momentos de todo, acertados unosy malos los demás. Pedret nos gustó ycumpliócuanto era de esperar en supuesto, detenienio pelotas sumamente peligrosas.El partido tuvo de todo: bueno y m.o los últimos momentos del primertiempo fueron excelentes, y en cambioen la segunda parte, nos abnrriincvdeveras, aunque de vezencu seido unajugada aislada nos entusasma n.os primeros momentos fueron ya eledominio para el Avene, cuyo zquipo logró el prinser t:nto gracias a ionformi.dable shoot lanzado desde pocos metrosde la puerta por Soler.El empate del San fué debido a unpenalty, muy bien tirado por Sanho.A partir de este goal se puede decir que la intensidad de la lucha aumentó considerableenente, llegando al extremo de emociotear al público, que tuvofrecuentes ocasiones para aplaudir. ElAvene ejerce dominio. Avance de Motera que ene-a un formidable tiro que de-iene difícilmente Pedret, rechazando lapelota que Cabrera recoge rápidamentepara marear el segundo goal. La l:borde Pedret se hac- intensiva, despejandoinfinidad de pelotasy situaciones de verdadero compre-miso, entre oil ss una enque se tiró sen comer que so dió seresult:do gracias a su in’ervene5ónAnotamos un rápido avance (le Cahre’-a,quien después (le sortear a me 1os y de -fensas, larga un formidahe ho t quedetiene Pedrct admirahlemene-El primer tiempo fine pocacl-’eflsdeun avance aven-cista, que el .rbirairtereepta con un off-sideComo ya hemos dicho, la segunda parte no h arevestido el interés de la pe imera Molera’ ha tstoido varias ,casiarspera marcar, perdiendo un-es pa’- a1tade puntería y otras por buscar demasiadoel ángulo del goal, ya que lasruletasrebotaban en el larguero Tanbi.n m-re.eseñslarse cono precis-laec’esaóedeAlbar, quien ha entrado en cci Sn canmucho acierto, sobre todo al d-:.-’ee unbuen shoot de Costa y otro de l”rauchque manda a cornee El resto del parSi-.do no ofrece interés alguno, ,eñlandoel árbitro el final del misma con el recuitado ya dichoLemmel fué el encargado de a -hitr-,ra sus órdenes ‘os contendinet’essee-lit earon en esta forma:Avene: Albar, Barrera, Sellarés, loa, Alcover, Povda, Sala, Soler,‘síoara,Longas y Cabrera.Por el Sant: Pedret Solá. Moltó, lisrraehina, Sanehofi, B da!, He’hig, Costa, Pons, Ft-anch y Oliveras.
Los segundos y terceros equipos quedaron3a2y a a e, respectivame;nte,a favor de la Unió Sportiva de Sans.