El Europa sigue en su mala racha y es vencido por el Sans por 3 goals a 0 | la jornada deportiva (pàg. 12)

Data: 01/12/1924

Font: La jornada deportiva

Autor: L. Capdevila

Text:
El Europa sigue en su mala "racha" y es vencido por el Sans por 3 goals a 0

En el campo de los sansenses y ante numerosísimo público se celebró este encuentro de campeonato, entre los rivales anteriormente citados.
En la jornada futbolística de ayer, el match entre ambos onces era el plato fuerte de la misma, siendo ello causa de que el campo se llenara por completo.
Las sorpresas siguen a la orden del día, aunque ya ninguna de ellas viene de una manera inesperada. Porque, ¿quién iba a suponer que el Europa fuera derrotado por tal número de goals?
Su resultado con el Español fué una cosa verdaderamente sorprendente y nadie lo admitía como un resultado normal. Cinco a dos era un número demasiado elevado en contra para que el valor real de ambos equipos quedara reflejado con toda exactitud en estos dos números. Dudábamos de que fuera cierto, pero ayer la realidad (?) descubrió la venda que tapaba nuestros ojos, y hemos visto al Europa en forma decepcionante, que no es ni una sombra del equipo que conocíamos.
El equipo graciense está pasando una peligrosísima crisis aguda, de muy difícil solución. Entusiasmos posee, quizás, como siempre, pero en el juego, se nota extraordinariamente a faltar una mano, o mejor dicho, un cerebro que lo dirija. El Europa, juega hoy sin técnica fija. Aquel juego Suyo tan admirable de otros tiempos, ya no lo posee el equipo graciense: Aquella modalidad de un sello tan característico, completamente suyo hace ya tiempo que no la hemos presenciado... y es que Bordoy y Pelaó, eran demasiado jugadores para que encontraran fácilmente sustituto,
La seguridad del marco y el eje del equipo, faltan, y en este caso, fuerza es que el juego de conjunto se resienta de estas ausencias.
El Europa, ayer, nos decepcionó una vez más. Francamente inferior al Sans, fueron desbordadas frecuentemente sus lineas, por los rápidos "unionistas", siendo el balance final, un resultado que no admite dudas sobre el valor de su contrincante en el encuentro de ayer.
¿Hubo en el Europa alguna línea que se destacara por su juego de conjunto? Ninguna; absolutamente ninguna. Desde la puerta, hasta el último de los delanteros, todos navegaron en un mar de inseguridades: El juego de conjunto, que en todo el partido brilló por su ausencia, no pudo ser opuesto, al juego rápido del Sans, sin preciosismos ni filigranas, pero de resultados enteramente prácticos, siendo debido a esta táctica algo primitiva si se quiere, el bello "score" obtenido, contra un equipo "fantasma" del Europa.
La diferencia de clase en las delanteras, individualmente, se inclina a favor de los europeos. La del Sans, no fué ciertamente una línea delantera modelo al contrario, fué quizás la más floja del equipo.
La razón de la victoria sansense, estribo en la mejor actuación de las lineas defensivas y media, sobre las de sus rivales. Efectivamente, la presión, de la linea media del Sans, destacóse netamente, apoyando en todo momento a la delantera, siendo debidamente reforzada por una soberbia pareja de backs, seguros y decididos.
Si alguna vez esta linea era desbordada, quedaba en último término Pedret, que con su labor sobria y sin efectismos, mantuvo su marco incólume, ante las tentativas "europeas". El guardameta del Sans una vez más confirmó ayer su alto valor, como una de las más bellas realidades nacionales.
En conjunto, el juego del Sans, fue positivamente superior al del Europa. En las delanteras, inferior en apariencia la del Sans, hubo una gran diferencia. Esta última, haciendo un juego a base de rapidez se impuso netamente sobre su rival. Además a esta rapidez se unió la gran cantidad de ciencia que posee Martínez, el notable interior unionista, y en este doble concepto, la victoria se inclinó ciertamente al lado de los mejores.
Una gran parte de la culpa de la derrota del Europa, fué debida a la deficiente actuación de las líneas media, y defensa, y en esta de Serra particularmente.
Ni unos ni otros, supieron sujetar debidamente a los delanteros unionistas, y menos a precisar el pase en el servicio de la pelota. Su inseguridad, fué grande,la prueba palpable de ello la dió Serrat, al fallar un despeje en una pelota larga, lo cual fué aprovechado por Martínez que escapó con rapidez apoderándose del balón y logrando el primer goal de la tarde, que empezó a sembrar el desorden y nerviosismo en las filas "europeas",
Por otra parte, el ala derecha del Europa falló notoriamente con el enlace Pellicer-Bonet, siendo la izquierda, la mejor pero sin contar con la suficiente fuerza ofensiva y de conjunto, para inclinar la balanza a su favor.
Los esfuerzos de Cros individualmente, también resultaron nulos, y aunque la suerte no le acompaño, fué el que mejor elogio merece por decisión en el tiro a goal.
Sanahuja, en el marco, estuvo también inseguro, aunque no se le puede imputar ciertamente la culpa de los tantos por los que sucumbió el equipo.
Por lo general, el dominio del Sans, fue siempre más peligroso que el del Europa, fruto de la mejor ordenación entre sus lineas. Cuando el Europa, mediada la segunda parte quiso emplearse a fondo para lograr el empate, siendo entonces el resultado de un goal en contra, se encontró con la formidable valladar defensivo sansense, puesto que Martínez se unía a la línea de medios, y en estas condiciones aún, la delantera del Sans, encontró ocasión de afianzar su victoria con otros dos goals.
Y prescindimos del que Sanahuja sacó de dentro del marco al parecer, puesto que el juez de goal declaró que no había entrado. Pero el caso fúe, que este señor en el momento preciso en que se encontraba de espaldas al marco hablando con el público, siendo de cens.... cuidado en el campo, ya que formó una formidable bronca del público que se metió con él, con razón, por dar fe de una cosa que no había visto. Esto, en sus conclusiones, pudo motivar un serio conflicto, y de desear es que los jueces de goal estén atentos a su labor, en ... de todos y de ellos mismos.


COMO FUERON LOS GOALS

El primero fué Oltenido por Martínez, en el primer tiempo, aprovechando un fallo de Serra, y apoderándose del balón por piernas, logrando el tanto de un tiro colocado al ángulo.
El Segundo fue debido a Monleón, en un avance entre el mismo y Feliu, resultando un pase final de este.
El tercero fué también de Monleón, rematando un pase de Rini, precedido por mas brillantes jugadas del rápido exterior unionista.
Vela, cuidó del arbitraje discretamente y a sus ordenes se alinearon los equipos en la forma siguiente:
U. S. DE SANS: Pedret, Perelló, Balasch, Soligó, Gularons, Calvet, Rini, Campins, Feliu, Matinez y Monleón.
C. D. EUROPA: Sanahuja, Serra, Alcoriza, Mejías, Mauricio, Artisus, Pellicer, Bonet, Cros, Olivella y Alcázar.

L. CAPDEVILA